Pégame sin que se entere nadie

en

A veces, escuchar como el Imán del Líbano traslada a sus pupilos como pegar un cachete por mal comportamiento a la mujer, me pone de mal café y otras veces digo: "si soy una tía suertuda, mi religión no contempla este tipo de desigualdades", a no ser claro, que sea una cuestión de imperativo machista la que lleve a mi pareja a guantearme por no haberle puesto la cenita.


La cuestión está en que aquellos que mediante una religión, costumbre o educación en la que a la mujer se la tiene acostumbrada a este tipo de monerías, cuándo llegan a un país como el nuestro y se ponen al día, son ellas mismas las que denuncián los malostratos que sufren por parte de sus parejas y claro entre el efecto llamada del Sr. Caldera, los anuncios mediáticos de no aguantar este tipo de situaciones y la amenaza constante a la que nos vemos sometidos desde el 11 M.

 

Yo que quieren que les diga, los musulmanes deben tenernos por demasiado permisivos con la mujer cosa que ellos no consienten ni toleran, y si a esto le sumamos que olvidan que viven en España, puede ser que vean como una amenaza el hecho de la trasformación que dentro de su religión y costumbre se están produciendo por el mero hecho de vivir en nuestro país.

 

La solución no es fácil, pues presenciar como un varón golpea en plena calle a su pareja me obliga como ciudadana a denunciarlo pero no me gustaría que por hacerlo sin saber si son musulmanes algún Imán me tachase de no respetar El Corán, ni Alá, nada más allá de la realidad.

 

Lo que si que entiendo es que ninguna mujer debería dejar que le pegasen sin que se enterara nadie.

Plural: 9 Comentarios Añadir valoración

  1. Arriero dice:

    Estimada:

    Parece que la pregunta de fondo es ¿que es mas inportante? ¿respetar la religion del otro o dejar que abofetee a su mujer a la vista y paciencia del mundo porque esa misma religion se lo permite?.
    Extrañamente, una de las frases que tienen que ver con el derecho que mas me agrada , y que de algun modo he tomado como consigna, no fue de ningun jurista sino de un periodista y escritor (H.G. Wells) dijo (abro comillas) “Entre todos los derechos que que ha ganado para si el hombre moderno aun no gana el derecho de convertirse en un fastidio para el otro”.
    Si su religion le ordena a un hombre golpearse cada dia, bien por él, pues cada uno llega al Paraiso como se le viene en gana. Pero si su religion le ordena o permite golpear a “otro” (ese otro que puede ser su mujer, hijo, padre, vecino) entonces ya no me parece tan bien.
    Vuelvo a Wells, no me importa si el tipo, musulman , Testigo de Jehova, Opus Dei, se convierte en un fastidio para si mismo, allá él; pero no tengo porqué aceptar que sus acciones, creencias, principios o conductas se transformen en un fastidio para mi.
    Dicho de otro modo:
    “Tus derechos terminan donde comienzan los mios”.

    Saludos.

  2. Arriero dice:

    Tarde caigo en cuenta que no te he deseado suerte en este nuevo proyecto ( que me parece de algun modo continua lo que tienes en Obolog)… en cualquiier caso mejor tarde que nunca ¡Suerte en lo tuyo!

  3. Anna dice:

    Yo he puesto ayer un texto sobre esto, pero esta vez he intentado ponerme en la piel del que pega…
    Siempre he creído que lo importante es que la mujer siempre denuncie…siempre; aunque sea una bofetada ya que normalmente después de eso llega un golpe mayor, pero han de cambiar muchas cosas a pesar de lo mucho que en política se discute sobre ello.
    No nos olvidemos del poder judicial que a menudo deja en libertad a verdaderos ogros.

    Un beso Keka.

    Mucha suerte en tu proyecto, ya sabes que tienes una lectora incondicional.

  4. kekasanchez dice:

    Bienvenido a mi nuevo espacio Arriero,
    Como siempre apuntando tu flecha con disparo certero, también puede ser esa otra pregunta que planteas, este asunto es muy espinoso no sólo a nivel de género sino también a nivel de culturas, religión, inmigración.

    La frase con la que concluyes, tiene una connotación muy importante e impactante y es el RESPETO.
    Estamos cultivando “yo hago lo que me da la gana”, “aquí se hace lo que yo mando porque el que manda soy yo”.
    Estás alimentando el indivudualismo, el egoismo y otras muchas cosas que nos traen cada vez más dolores de cabeza.

    Arriero, gracias por tus deseos.
    Te mando un beso estimado.

  5. kekasanchez dice:

    Anita, dinamita bumbúm, gracias siempre, no me podría poner en la piel de alguien que maltrata, la deformación que esa persona tiene de si mism@ me dejaría ciega.

    Tenemos que tener confianza en la justicia, es parte de la joven democracia que estamos creando, si dudamos tan pronto tendríamos otra guerra civil.

    Sabes? te pegan la bofetada y luego te piden perdón, la segunda vez te piden perdón pero la bofetada te la llevas.

    Esto es así siempre, NO dudéis NUNCA en ponerlo en conocimiento de la policía, NUNCA. NO suméis lastres.

    Un besazo Anna

  6. Arriero dice:

    Tienes razon, “ese yo hago lo que se me da la gana” lleva algo de individualismo y egoismo; pero “ese yo hago lo que se me da la gana… solo sobre mi propia persona” deja a salvo a los demas de ser coaccionados por el indidividuo egoista, definamoslo como un “individualismo responsable”.
    Creo en la superioridad (superioridad moral no de otro tipo, y ya esto lo digo con muchos reparos) de algunas religiones por sobre otras,asi es que no pretendo enfrentar al Cristianismo con el Islam; pero “El ama a tu projimo como a ti mismo” tiene que ver precisamente con esto. No se que tan dispuesto estaria el señor musulman a dar de piñas a su mujer si su religion permitiera, a su vez, que cualquiera lo golpeara a el.

    ¿Hay que denunciar? Si hay que denunciar, aunque lo mas probable en que en tu pais como en el mio la unica ayuda cierta que puedas esperar venga de tu familia y de tus cercanos. La democracia y la justicia, de tanto rendirles admiracion, se han despegado del suelo de la realidad.

    Por ultimo, el ejercicio de tu amiga (Anna), nos refiere verdades que no es bueno que olvidemos. La esencia vital que hace a un hombre un golpeador ( el tipo te pone una mano, te rompe el labio) esta presente en cada uno de nosotros; es verdad, no golpeamos fisicamente mujeres, ni hombres, ni niños, pero cada acto que provoca dolor es un golpe; una buena forma de evitarlo, es tomando conciencia de que somos capaces de provocarlo.

    Saludos

  7. Las mujeres no deberian tolerar ninguna clase de maltrato.

  8. kagome1110 dice:

    hola he leido tu articulo y la verdad es que todo lo que dices es verdad pero yo quiro contarte un problema sobre el maltrato que me gustaria que leyeras y me dieras tu opinion:
    yo soy una chica de 15 años que desde que era pequeña veia como mi padre pegaba y maltrataba fisicamente ymoralmente a mi madre . al crecer empece a interponerme ente ellos para poder salvar a mi madre de modo que en lugar de pegar a ella el a veces me pegaba a mi.
    despues a los 10 años mi madre se fue a españa donde pudo consegir dinero y mandarselo a el. mientras que el segiua con el maltrato hacia a mi durante dos años .despues nos mudamos a españa donde ahi empezo a pegar a mi madre cada vez mas por diferentes motivos hasta que un dia por no poder aguantarlo mas pegue a mi padre para defender a mi madre pero despues de esto mi madre se enfado conmigo yo claro le pedi disculpa pero deje de hablar con mi padre por un año mientras que cuando el pega a mi madre yo me interpongo ahora yo no se que hacer ya que mi madre me obligo a no pedir ayuda a nadie y yo es que cada vez que veo que el insulta a mi madre o la pega es que no aguanto mas
    porfavor si me podriais dar un consejo se lo agradeceria

  9. kekasanchez dice:

    Pues Kagome, veo que tienes una situación complicada y se me ocurre que puedas acudir al teléfono de menor 900 20 20 10, allí te asesorarán y te darán consejos expertos en situaciones tan desagradables como la que tu estás viviendo.

    Te paso un enlace para que puedas asesorarte a fondo.

    Un abrazo fuerte y ánimo niña.

    http://www.anar.org/home.html

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.